PUBLICIDADE
Logo do

Salud Bucal

La curiosa historia de la pasta de dientes

16 nov 2017 19h10
Publicidade

Puede denominarse dentífrico, crema dental, pasta de dientes, pasta dental o incluso “toothpaste”. Este componente fundamental de la rutina de higiene bucal es conocido de todos. Sin embargo, son pocos los que saben detalles de su curiosa historia.

El flúor comenzó a formar parte de los dentífricos en 1901
El flúor comenzó a formar parte de los dentífricos en 1901
Foto: Shutterstock

Para conocer el origen de la pasta dental debemos remontarnos 4.000 años atrás en el tiempo. La primera constancia que se tiene de la pasta de dientes la encontramos en un manuscrito Egipcio del siglo IV a.C. como un producto para dejar los dientes más blancos.

En la antigua Persia, alrededor del año 550 a. C., también era costumbre limpiarse los dientes con una mezcla de tintura y agua boratada que aplicaban sus dientes y encías con un pincel.

Pero fue en la antigua Grecia e incluso en Roma se popularizaron los dentífricos bucales.  Los romanos utilizaban como “pasta de dientes” restos de orina humana por tener facultades blanqueadoras en los dientes y también una combinación de vinagre, miel, sal y cristal muy machacado con los mismos objetivos.

De hecho, el médico romano del siglo I, Escribonius Largus, es conocido como quién inventó la pasta de dientes hace 2000 años.

Pero no fue hasta cerca del 1850 cuando apareció lo más similar a la pasta de dientes que conocemos hoy en día, cuando el doctor y farmacéutico británico  Washington Sheffield Wentworth creo una primera muestra, en tubo similar a los de pintura de la época, para su uso privado.

Esta pasta no contaba con flúor como elemento clave. El flúor comenzó a formar parte de los dentífricos en 1901. Desde entonces, los productos evolucionaron hasta las pastas dentales de actualmente, que contienen sustancias para blanquear, limpiar y combatir bacterias dentales.

Fonte: JS Conteúdo Este contenido es de propiedad intelectual de Terra y está prohibido el uso sin autorizacion. Todos los derechos reservados.
Publicidade