Soluciona la sensibilidad dental en estos cuatro pasos

3 mai 2017
06h00
  • separator
  • comentários

¿Probar un helado o un sorbo de café resulta a veces una experiencia dolorosa para ti? Al cepillarse o limpiarse con seda dental, ¿haces a veces un gesto de dolor? Si es así, es posible que tenga dientes sensibles.

La sensibilidad dental afecta aproximadamente a 1 de cada 7 personas adultas
La sensibilidad dental afecta aproximadamente a 1 de cada 7 personas adultas
Foto: Stockphoto4u; / ThinkStock

La Hipersensibilidad Dentinaria (HD) o Sensibilidad Dental se define como un dolor dental intenso y transitorio causado por la exposición de la dentina, parte interna del diente, al medio oral y que aparece tras el contacto con un estímulo externo: alimentos o bebidas frías, calientes, ácidas, dulces; presión táctil, etc.

Es la causa más frecuente de dolor dental y muestra una alta prevalencia, afectando aproximadamente a 1 de cada 7 personas adultas y puede desencadenar la aparición de patologías bucales como caries, gingivitis o periodontitis, si no se trata correctamente.

Acá les enseñamos cuatro pasos que pueden resolver tu problema de sensibilidad dental:

Corregir algunos malos hábitos: evitar el uso de palillos de madera, cortar el hilo con los dientes son algunas de las prácticas que perjudican los dientes. Además, es recomendable acudir al dentista para solucionar el problema de bruxismo e intentar evitar apretar los dientes durante el día o masticar con excesiva fuerza en las comidas.

Cambiar la alimentación: evitar el consumo de comidas y bebidas ácidas que puedan desgastar el esmalte de tus dientes: zumos de cítricos, vino, aliños con vinagres, refrescos… Hasta que la sensibilidad haya remitido, evita las bebidas o alimentos muy calientes o muy fríos.

Mantener una rutina de higiene bucal: además del cepillado habitual, utiliza la seda dental que ayudará a prevenir problemas de encías y a evitar su retracción. También es recomendable utilizar una pasta dental especial para dientes sensibles y cambiar tu cepillo de dientes por uno de cerdas suaves.

Acudir al odontólogo regularmente: puede que tengas una corona o un empaste desgastado, que necesites un injerto de encía que cubra la raíz del diente, o puede que tengas un diente sensible que pueda tratarse con una endodoncia que elimine toda sensibilidad.

LO MÁS VISTO EN TERRA TV

3 hábitos saludables que dañan tus dientes

JS CONTEÚDO

compartilhe

comente

  • comentários
publicidade
publicidade