Comerse las uñas y otros hábitos que perjudican los dientes

31 out 2016
06h00
  • separator
  • comentários

Lucir una sonrisa blanca y saludable es una manera de transmitir confianza y alegría.  Además de ser una cuestión de estética, el cuidado con los dientes sirve también para garantizar la buena salud en general, y para esto solamente la higiene bucal no es suficiente.

Quienes se comen las uñas tienen más chances de padecer bruxismo
Quienes se comen las uñas tienen más chances de padecer bruxismo
Foto: Shutterstock

Muchos de los hábitos que tenemos pueden atentar contra la sonrisa que deseamos, y por eso es importante conocerlos y saber de qué manera pueden afectar nuestra boca. Algunas costumbres como chuparse el dedo, dormir por un mismo lado, o preferir solo alimentos blandos cambian el color de los dientes y pueden provocar hasta malformaciones.

Ver más:

Fluorosis dental: no solo un problema estético
¿Cómo sé cuál es el cepillo de dientes ideal para mí?
Sarro en la lengua, la principal fuente del mal aliento

Acá te explicamos 5 de los hábitos más comunes que pueden comprometer una sonrisa saludable. A tiempo es posible corregir estos vicios y prevenir complicaciones.

Fumar: Este vicio es bastante perjudicial a la salud bucal. La nicotina mancha los dientes y puede provocar enfermedades en las encías. Además, fumar causa mal aliento, afecta las papilas gustativas y puede causar cáncer de boca, labios y lengua.

Cepillar los dientes con fuerza y en movimientos horizontales: esta práctica puede producir retracción de las encías y exceso de sensibilidad. Además, cepillarse con fuerza puede desgastar el esmalte de los dientes, facilitando que ellos cambien de color. Lo correcto es cepillarse con movimientos circulares.

Comerse las uñas: Aunque sea un hábito común, no deja de ser malo tanto para las uñas como para los dientes. Quienes se comen las uñas tienen más chances de padecer bruxismo, que es el hábito inconsciente de apretar los dientes mientras se duerme. Esto puede desgastar los dientes y generar dolor en la mandíbula.

Respirar por la boca: ese hábito, muchas veces inconsciente, puede causar daños a la dentadura, como provocar el movimiento de los dientes, lo que afecta la estética y puede generar daños en la masticación.

Usar los dientes como herramienta: El costumbre de destapar las botellas de refresco con los dientes puede generar fracturas y desgaste.

LO MÁS VISTO EN TERRA TV

Terra

compartilhe

comente

  • comentários
publicidade
publicidade